Seleccionar página

¿Cómo ordenar tu minimarket para vender más?

ordenar tu minimarket

¿Sabías que la distribución de la mercadería dentro de tu local influye en el comportamiento de compra de tus clientes? Si ordenas tu minimarket de manera estratégica, conseguirás entregar una experiencia de compra positiva que te ayudará a vender más. Al organizar bien los espacios, tus clientes podrán ver claramente todos los productos que ofreces, encontrarán más rápido lo que buscan y se motivarán a comprar más. Lee este artículo y aprende a ordenar tu minimarket para aumentar tus ventas.


¿Cuáles son las ventajas de ordenar tu minimarket?

Un minimarket bien organizado es sinónimo de orden, armonía y buen funcionamiento. Los productos correctamente ordenados y a la vista del cliente, facilitan tu trabajo y te ayudan a vender más. A continuación te dejamos un listado con las ventajas de ordenar tu minimarket:

  • Fomenta la autoatención, reduciendo los tiempos de espera.
  • Hace que tus clientes tengan toda la mercadería a la vista y se animen a comprar más.
  • Te permite optimizar los espacios dentro de tu local.
  • Hace que tus clientes se orienten mejor dentro del almacén.
  • Te ayuda a controlar tu inventario.
  • Permite que tus clientes encuentren más rápido lo que anda buscando.
  • Ayuda a visibilizar los productos en oferta.

Identifica las zonas frías y calientes de tu local

El lugar que escoges para exhibir los productos que ofreces, es decisivo a la hora de vender tu mercadería. Detectar cuáles son las mejores y peores zonas de tu local, te ayudará a ubicar tus productos de manera inteligente. Conoce las zonas frías y calientes:

Zonas frías de tu minimarket

Son aquellos lugares poco visibles o de difícil acceso para tus clientes. Por ejemplo, la parte alta de las estanterías o un rincón mal iluminado.
Saca provecho a estas zonas, usándola para ubicar los productos básicos o de primera necesidad como el azúcar y la sal.

Zonas calientes de tu minimarket

Corresponde a los espacios de mayor circulación y visibilidad. Por ejemplo, la entrada de tu local y las repisas que quedan a la altura de la vista.
Aprovecha estas zonas para exhibir los productos más demandados y para impulsar la venta de mercadería que tengan poca rotación.

Define secciones y familias de productos

Para comenzar, divide tu minimarket en secciones y agrupa productos similares en cada una de ellas. Luego, separa y ordena los productos por familias. Por último, pon carteles que señalen el nombre de cada sección. Con esto conseguirás que tus clientes encuentren lo que necesitan de manera rápida y sencilla.

Revisa algunos ejemplos de secciones y familias:

  • Sección de alimentos no perecibles: familias de conservas, legumbres y tallarines.
  • Alimentos congelados: familias de vegetales, carnes y helados.
  • Refrigerados: familias de yogures, embutidos y quesos.
  • Snacks: familias de papas fritas, frutos secos y suflés dulces.

Clasifica según relevancia

Usa el método “ABC”, para definir la relevancia de cada uno de tus productos. Este método consiste en clasificar tu inventario en tres clases para luego asignarles una ubicación según su grado de importancia.

Clase A: corresponde a los productos más vendidos, con alta rotación y/o grandes beneficios. Esta mercadería debe quedar en las zonas calientes de tu almacén.

Clase B: considera productos con frecuencia de venta media y/o beneficios moderados. Ubica esta mercadería en sectores de mediana circulación o visibilidad.

Clase C: corresponde a los productos de baja rotación, ventas y/o beneficios. Dependiendo de lo que quieras conseguir, estos productos pueden quedar en zonas frías o calientes.


Consejos adicionales para ordenar tu minimarket

  • Ubica los productos nuevos o poco conocidos al lado de los más comprados. Esto ayudará a que el cliente los vea y se anime a probar algo novedoso.
  • Distribuye los productos de primera necesidad en distintas partes tu minimarket. Con esto conseguirás que tus clientes circulen por el local y recuerden comprar otras cosas.
  • Exhibe juntos los productos complementarios. Por ejemplo: puedes poner los cereales al lado de las leches.
  • Habilita una sección de ofertas para darle mayor rotación a los productos que están estancados. Úsala para ofrecer promociones, packs y descuentos.
  • Evita juntar algunos productos. Por ejemplo: alimentos frescos con productos de limpieza, pasteles con embutidos o vegetales con comida para mascotas.
  • Pon cartelitos con los precios de cada producto. Haz que sea vean desde lejos utilizando una cartulina fluorescente y plumón rojo o negro.
  • Ubica la caja cerca de la entrada de tu almacén. Así podrás atender a los clientes a penas lleguen y podrás dejar fuera de tu local la fila para pagar.
  • Usa el sector de la caja para ofrecer productos pequeños y de bajo costo, como: caramelos, chicles y chocolates. Esto tentará a tus clientes y te ayudará a vender más.

Te invitamos a formar parte de nuestra comunidad de almaceneras y almaceneros. Descarga la App o crea tu cuenta en nuestra tienda online y comienza a disfrutar de los beneficios que Yom Mercado tiene para tu negocio.

El Blog del almacenero

¡Hola! Somos tus amigos de Yom Mercado, el aliado de tu almacén.

Trabajamos día a día para entregarte un servicio de abastecimiento justo, comprometido y responsable.

Nuestra misión es apoyarte y ayudarte para que crezcas junto a tu almacén.